Bocados dulces

Torta de manzana

No sé cómo estará yendo tu semana, cocinicas, pero la mía está siendo un auténtico estrés. De esas veces que necesitarías que el día tuviera el doble de horas para poder hacerlo todo. Te tiras todo el día ocupada y cuando te acuestas tu cabeza sigue pensando en mil cosas. Además el cielo gris, con lluvia, sin poder apenas salir… De vez en cuando vienen rachas así, seguro que también te ha pasado, pero como buenos cocinicas, no podemos dejar que esa situación nos prive de una exquisita merienda. Esta torta de manzana es muy sencilla, con ingredientes básicos, de preparación rápida y, lo más importante, rica a reventar. Te la puedes comer calentita, fría o de un día para otro, esta deliciosa cuando la pilles. Quieras que no, con una merienda tan apetecible se pasa el estrés de otra manera. Y el ratito que estás preparándola, la cabeza se distrae un poquito, cosa que tampoco viene mal. Ya sabes, prepara esta rica torta y a disfrutarla con un buen café, un chocolate o tu té favorito. ¡Te alegrará el día, cocinicas!

Torta de manzana

Ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre
  • 2 manzanas golden
  • Mantequilla
  • Azúcar
  • Canela en polvo
  • 1 huevo
  • Mermelada de melocotón

Pasos

1

Pela las manzanas y córtalas en láminas finas, aproximadamente del mismo tamaño.

2

Extiende el hojaldre con el papel sulfurizado en una bandeja de horno. Pincha todo el hojaldre con un tenedor para evitar que suba, pero deja un filo de unos 3-4 centímetros sin pinchar.

3

Coloca las láminas de manzana de forma que cubran toda la superficie pinchada del hojaldre. Una vez cubierto, espolvorea encima un poco de azúcar y canela. Reparte también sobre la manzana pequeños cubitos de mantequilla.

4

Precalienta el horno a 190º con fuego arriba y abajo. Bate un huevo y con una brocha o un tenedor pinta los filos del hojaldre. Introduce la bandeja en el horno a media altura y deja que se haga durante 20 minutos.

5

Pon en un cuenco dos cucharadas de mermelada de melocotón con un chorrito de agua y caliéntalo en el microondas unos segundos. Cuando el hojaldre esté hecho, sácalo del horno y utiliza una brocha para darle una fina capa de mermelada a toda la torta.

Sugerencias y comentarios

Para esta torta, suelo utilizar manzanas golden que estén más bien maduras, pero puedes usar las que más te gusten. Eso sí, ponle bastante, porque luego la manzana encoge durante el horneado y, al fin y al cabo, cuanto más lleve, más rica estará. La canela le da un sabor muy bueno, pero también puedes omitirla si lo prefieres, quedará rica igual.

El momento sádico de pinchar el hojaldre es para evitar que suba y te encuentres con una montaña cubierta de manzana. No hace falta que lo llenes de agujeros, cocinicas, pero sí que haya bastantes para que la torta quede bajita y uniforme.

Como siempre, mucho ojito con el horno, porque ya sabes que cada uno es un mundo. Si ves que se dora de más y que lleva poco tiempo, bájale un poco la temperatura. También puedes dejarla unos minutos más dentro si la prefieres más dorado. Ahí confío en tu criterio, cocinicas.

¡Y listo! En un ratito tienes un bocado delicioso que seguro que disfrutas mucho, ya me dirás qué te ha parecido. Ya sabes que puedes pedir la receta que más te apetezca para la sección ¡Oído cocina! Y como siempre, eres bienvenido en el Instagram y del Facebook de Fresas y Aceite para comentar lo que quieras.

¡Hasta pronto, cocinicas!

Sin comentarios

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad