Pizzas y tartas saladas

Pizza carbonara

Seguro que si hacemos una encuesta así rápida de cuál es la comida que más gusta, una de las respuestas más populares sería la pizza. ¡Y no es para menos! ¿Tú conoces a alguien a quien le ofrezcas un trozo de pizza recién hecha, calentita, con una pinta para morirse y te diga que no, gracias? Pues te digo una cosa, cocinicas, si conoces a alguien así, aléjate de esa persona porque seguro que no es de fiar y algún secreto tenebroso oculta. ¡Seguro! Así que hoy, 9 de febrero, Día Internacional de la Pizza, estaba claro qué tocaba celebrar en el Reto International Day. ¡Y por todo lo alto! Yo te traigo una pizza carbonara que está para llorar de buena y sí, antes de que lo preguntes, sin nata, faltaría más. Intenta emular una pizza riquísima que comimos en Roma y que la recordamos con mucho amor y hambre. Y aunque ya sabemos que no es exactamente igual, oye, el antojo nos lo quita igual y la disfrutamos mucho. Con su guanciale crujiente, el picorcito de la pimienta, la cremosidad del queso… La clave está en los buenos ingredientes, cocinicas, así que no me vale que le eches un paquete de beicon y un queso rallado que a saber de dónde viene. ¡De eso nada! ¡Aquí solo cosa buena! Que lo vas a agradecer, ya verás… De momento, te dejo un trozo de esta deliciosa pizza carbonara, que además es muy fácil de preparar, masa incluida. Y ya te lo digo con antelación: de nada, cocinicas.

Pizza carbonara

Ingredientes

  • 400 gr de harina de fuerza
  • 15 gr de levadura fresca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 200 ml de agua
  • Sal
  • 2 huevos M
  • Queso parmesano
  • Queso pecorino
  • Guanciale
  • Mozzarella rallada
  • Pimienta

Pasos

1

Calienta el agua 30 segundos en el microondas y añade la levadura desmenuzada. Remueve con una cucharilla hasta que esté disuelta.

2

Echa en un bol amplio el aceite y el agua y mezcla un poco. A continuación, añade la harina y dos buenas pizcas de sal. Mezcla un poco todo y después amasa con un robot de cocina o a mano hasta conseguir una masa lisa y homogénea.

3

Cuando esté lista, deja reposar la masa en un bol tapado con paño limpio hasta que doble su volumen. Aproximadamente una hora y media, según la temperatura.

4

Una vez la masa haya subido la desgasificas y la divides en dos para obtener dos bolas. Cada una de ella da para una pizza grande. En mi caso, como somos dos, una la congelé. La otra la estiras para darle la forma que prefieras a la pizza y la colocas sobre una placa de horno forrada con papel sulfurizado.

5

Precalienta el horno a 200º con calor arriba y abajo y sin aire. Ralla parmesano y pecorino aproximadamente a partes iguales. Bate los dos huevos en un cuenco, añade los quesos, mezcla bien y reparte la mezcla por la base de pizza sin llegar a los bordes.

6

Corta el guanciale en trozos lo más finos posible y repártelos sobre la pizza. Añade una buena dosis de pimienta recién molida. Por último, un poquito de mozzarella rallada y un poco más de pimienta.

7

Hornea la pizza a media altura unos 20 minutos, hasta que la masa se haya dorado ligeramente y el guanciale se vea bien hecho y crujiente.

Sugerencias y comentarios

El amasado puedes hacerlo tanto con un robot como a mano sobre la encimera. No te preocupes, cocinicas, que no es tarea imposible. Tú ponle un poquito de maña y te quedara una masa de pizza en su punto. Si ves que se te pega demasiado a las manos, puedes espolvorear un poco de harina en la encimera, pero sin pasarte.

No he puesto cantidades de los ingredientes de la pizza porque depende mucho el tamaño que le des al estirarla, si haces una bola o las dos, si te gusta más un queso u otro... En este caso, como ya digo antes, los ingredientes son para una pizza grande porque la segunda bola de masa la congelé y la proporción parmesano-pecorino era casi 50/50, quizá un poco más de parmesano, pero eso ya es cuestión de gustos. ¡Tú investiga hasta dar con la combinación que más te guste!

Obviamente, no hace falta que lo diga, pero lo hago porque nos conocemos, puedes quedarte con la receta para la base de la pizza y ponerle encima los ingredientes que te vengan en gana, faltaría más. ¡Hasta piña si te apetece, que cada uno es libre! En ese caso, a la hora de hornearla yo la pongo unos 20 minutos a 190º en el horno a media altura y queda bien hecha y crujientita.

Una pizza diferente y rica a más no poder que te va a cautivar con su sabor y seguro que ya se convierte en una de tus favoritas, igual que me pasó a mí. ¡Fue amor al primer bocado! Ya sabes que tienes las puertas abiertas del Instagram y del Facebook de Fresas y Aceite para comentar lo que te apetezca. Y si tienes antojo especial de alguna receta, no tienes más que pedirlo, cocinicas. ¡No te quedes con las ganas!

¡Hasta pronto, cocinicas!

1 comentario

  • Responder
    Patricia Ramirez Moreno
    11 febrero 2024, 21:15

    Ohhh,,,que rica receta y con ese Guanciale..que nunca lo probé..que rico tiene que estar!!

  • Deja un comentario

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
    Privacidad