Postres y tartas

Mousse de fresas y mascarpone

Que las fresas son una fruta maravillosa y estupendísima creo que es algo obvio. No me canso de comerlas día sí, día también, me encaaaaantan (cosa que quizá has intuido por el nombre de la web, Sherlock). Además, seguimos en temporada, así que aprovecha para ir a tu frutería, hacerte con un buen cargamento de fresas y a disfrutarlas como más te apetezca, cocinicas. Una manera deliciosa de aprovecharlas es con esta rica mousse de mascarpone y fresas. ¡Una verdadera delicia! Una textura esponjosa, muy sencilla, rápida, ligera y para chuparse los dedos de lo requetebuenísima que está. Perfecto para quedar como un rey si viene alguien a casa o para regalarte un postre estupendo. Te aseguro que esta mousse se come sola y que no es para nada empalagosa. La única dificultad consiste en montar bien las claras. ¡Pero eso no es nada para un cocinicas de pro como tú! Atrévete a probar este delicioso postre, seguro que acabas repitiendo.

Mousse de fresas y mascarpone

Raciones: 5

Ingredientes

  • 250 gr de fresas
  • 200 gr de mascarpone
  • 15 gr de azúcar
  • 8 gr de azúcar vainillado
  • 2 claras de huevo

Pasos

1

Lava las fresas, quítales el pedúnculo y échalas al vaso de la batidora. Bátelas a velocidad media hasta que quede uniforme.

2

En un bol grande, mezcla el mascarpone con los dos tipos de azúcar. Añade las fresas y bate para obtener una mezcla homogénea.

3

En otro bol, monta con unas varillas las dos claras de huevo hasta que estén a punto de nieve. Una vez montadas, añádelas al bol del mascarpone ayudándote con una espátula y con movimientos envolventes.

4

Vierte la mousse en los recipientes individuales y déjalos reposar en el frigorífico durante 4 horas.

Sugerencias y comentarios

Como decoración, yo le añadí galletas Lotus desmenuzadas, unas rodajitas de fresa y hojas de hierbabuena, tú puedes añadirle lo que te dé la gana. O dejarlo tal cual, que tampoco pasa nada y está muy rico. Tú mandas en tu mousse, cocinicas.

Si ves que te da pereza buscar el azúcar vainillado en el supermercado, puedes sustituirlo por una cucharadita de vainilla líquida. Y si no tienes vainilla líquida y te da pereza comprarla, es que tu vagancia es enfermiza, ahí ya no te puedo ayudar.

Para montar las claras a punto de nieve, lo mejor es hacerlo con unas varillas eléctricas: rápido y efectivo. Pero que con unas manuales también puedes, claro que sí. ¡A darle ahí duro! Sabrás que están en su punto cuando le des la vuelta al bol y no se muevan. Sí, asusta comprobarlo, pero da una satisfacción maravillosísima, cocinicas.

Como te dije: sencillo, rápido y rico a rabiar. ¡A relamer bien la cuchara! Recuerda que puedes pedir la receta que más te apetezca para la sección ¡Oído cocina! Y como siempre, tienes las puertas abiertas del Instagram y el Facebook de Fresas y Aceite para enterarte de todo lo que se cuece por aquí.

¡Hasta pronto, cocinicas!

2 Comentarios

  • Responder
    Mar
    7 mayo 2021, 06:36

    Se ve un postre muy sencillo y rico, tengo las fresas , hoy mismo cae, gracias por la receta

    • Responder
      Ana
      7 mayo 2021, 10:43

      ¡Genial! Pues ya me dirás qué tal te salen, espero que te guste tanto como a mi 🙂 ¡un beso, guapa!

    Deja un comentario

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
    Privacidad