Bocados dulces

Mermelada de fresa

Cocinicas, hoy vengo a darte una orden bien clara que más te vale obedecer. Sobre todo por tu bien, ya que vas a ser tú el que disfrute de los resultados. Aprovecha estas últimas semanas de temporada de fresas, esa maravillosa fruta que taaaaaanto me gusta, para preparar una deliciosa e irresistible mermelada de fresa. ¡Ya de ya! ¡Y sin rechistar! No me vale ninguna excusa, ni que es difícil, ni que se utilizan ingredientes raros. Solo son tres ingredientes y una elaboración muy sencilla que te permitirá disfrutar de una riquísima mermelada de fresa casera cuando más y apetezca y como tú quieras. En tostadas, bizcochos, tartas, magdalenas, galletas, salsas, aperitivos… ¡Ya estás tardando en ir a comprar una buena caja a la frutería! O dos, porque total, tampoco van a durar mucho… Eso sí, antes de preparar la mermelada, no te olvides de esterilizar los botes de cristal, aquí puedes ver cómo hacerlo. Un paso muy fácil para que la mermelada se conserve mucho tiempo en perfecto estado sin ningún problema. ¡Venga, fuera la vagancia y a por esa rica mermelada!

Mermelada de fresa

Ingredientes

  • 1 kg de fresas
  • 550 gr de azúcar
  • 8 ml de zumo de limón

Pasos

1

Lava las fresas, quítales el pedúnculo y córtalas en trocitos pequeños.

2

Pon los trozos de fresa en un bol amplio y añade el azúcar y el limón. Mezcla bien, tapa el bol con papel film y guárdalo en la nevera de un día para otro.

3

Al día siguiente, echa la mezcla de fresas y azúcar en una olla y pon esta al fuego a intensidad alta.

4

Cuando empiece a hervir, baja el fuego a un punto medio pero que mantenga el hervor y deja que se cocine la mermelada una media hora, hasta que reduzca.

5

Remueve de vez en cuando con una cuchara de madera y retira la espuma que sale en la parte superior.

6

Una vez cocinada la mermelada, viértela en botes de cristal limpios y secos. Pon los botes boca abajo en la encimera durante 24 horas.

Sugerencias y comentarios

No he triturado la mermelada porque me gusta que se noten los trocitos de fruta, aunque casi se deshagan. ¡Queda increíble! Pero si tú eres un tiquismiquis que no aguanta ni eso, puedes triturarla un poco con la batidora si quieres. Seguro que también eres de esos que le pasa el pasapuré a las lentejas… ¡No eres digno de llamarte cocinicas!

Con estas cantidades tendrás para 2-3 botes medianos. Ya que te pones, si quieres preparar más cantidad, pues mejor que mejor. Solo tienes que doblar los ingredientes y tan contentos. La elaboración es la misma y al final tendrás el doble de mermelada. ¡De maravilla!

Vuelvo a repetir que esterilizar los botes de cristal antes de añadir la mermelada es fundamental para mantenerla en buen estado. No le pongas excusas, cocinicas, que es un paso muy sencillo. Si esterilizas los botes y luego los dejas un día boca abajo, te aguantará hasta 6 meses. Si quieres que te aguante más porque te la comes a poquitos o has hecho más cantidad, cuando rellenes los botes, omite el paso de dejarlos boca abajo y haz una segunda esterilización. ¡Te aguantará muchísimo tiempo sin problema!

Como ves, la mermelada de fresa es muy sencilla de preparar y el resultado te garantizo que es una delicia. ¡Ahora a utilizarla en todas las recetas que quieras! Ya sabes que tienes las puertas abiertas del Instagram y del Facebook de Fresas y Aceite para comentar lo que te apetezca. Y si tienes antojo especial de alguna receta, no tienes más que pedirlo, cocinicas. ¡No te quedes con las ganas! 

¡Hasta pronto, cocinicas!

Sin comentarios

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad