Arroz y pasta

Macarrones a la boloñesa

Hay recetas que se hacen en todas las casas, cada una con sus toques diferentes y que son unos clásicos indispensables en la cocina: la tortilla de patatas, el gazpacho, la paella… Todos estos platos están muy ricos, pero siempre nos gustan un poco más los de nuestra casa, ¿verdad, cocinicas? Pues los macarrones a la boloñesa entran en ese grupo. Ya sean los de tu madre, los de tu abuela, o los tuyos propios, todos los hemos comido mil veces. Estos macarrones a la boloñesa seguro que te gustarán, así que no tienes excusa para marcarte una receta de pasta bien rica. Y ya si rematas con un poco de queso en polvo encima cuando vayas a comértelos, quedará increíble.

Macarrones a la boloñesa

Raciones: 4

Ingredientes

  • 300 gr de macarrones
  • 500 gr de carne picada mixta cerdo-ternera
  • 400 gr de tomate triturado
  • 1 brick pequeño de tomate frito
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • orégano
  • sal
  • pimienta
  • aceite

Pasos

1

Pica en cuadraditos pequeños la cebolla, el pimiento verde y la zanahoria. Ponlo todo a sofreír a fuego medio en una sartén amplia con unas 4 cucharadas de aceite. Añade una piza de sal.

2

Cuando la verdura esté bien sofrita, añade la carne picada y un poco de sal y pimienta. Cocínalo todo hasta que la carne esté bien hecha y no suelte más agua.

3

Pon los macarrones a hervir en una olla con agua y sal los minutos que indique el paquete hasta que estén a tu gusto.

4

Una vez esté hecha la carne, añade el tomate triturado, otro poquito de sal y pimienta y deja que se cocine unos minutos, hasta que se vaya gran parte del agua del tomate y espese un poco. Para rematar la salsa, añade un chorrito pequeño de tomate frito, una pizquita de sal y orégano.

5

Escurre la pasta y añádela a la sartén de la salsa. Apaga el fuego y mézclalo todo durante un par de minutos para que los macarrones se impregnen bien de la salsa.

Sugerencias y comentarios

Para aromatizar la salsa puedes añadir orégano, hierbas provenzales… lo que más te apetezca. Como si no quieres añadirle nada, también queda muy rica.

Para esta receta, siempre uso carne picada de cerdo y ternera, pero como todo, utiliza las que más te gusten. Sea como sea, te quedará una boloñesa estupenda, cocinicas.

No hace falta que lo diga, pero siempre hay algún despistadillo por ahí. La salsa la puedes utilizar con la pasta que más te guste o que tengas por casa. A ver si ahora te apetecen unos espaguetis, y como en el nombre no pone espaguetis, pues no lo haces. Eso sí, respeta siempre el tiempo de cocción que indique el paquete.

Como ves, he añadido sal en varias tandas a lo largo de la receta. Si pones un poquito en cada paso o cuando añades un ingrediente nuevo, te aseguras una salsa rica y sabrosa, en su punto justo. Si solo añades una vez, corres el riesgo de pasarte o de quedarte corto.

Tanto la salsa sola como ya mezclada con la pasta congela perfectamente, con lo que ya te apañas la comida para otro día. ¡No me digas que no te lo pongo sencillo, cocinicas!

Como siempre, la página de Facebook y en el Instagram de Fresas y Aceite están a tu disposición para cualquier comentario o pregunta que te surja. Eres más que bienvenido.

¡Hasta pronto, cocinicas!

Sin comentarios

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad