Platos de cuchara

Lentejas con chorizo

Ahora que va haciendo más fresquito, ya apetecen platos calentitos y reconfortantes. Las lentejas con chorizo son un clásico de la cocina y a mí siempre me han gustado mucho. ¡Espero que también sea tu caso, cocinicas! Es un plato muy sano y sencillísimo de preparar. Vamos, que es poco más que echar las cosas en la olla y listo. Mientras se cuecen, puedes hacer lo que te dé la gana en casa. Para que luego digan que comer bien es complicado. Y ya sabes lo que dicen de las lentejas, cocinicas: si quieres, las comes y si no… ¡pues también! ¿Cómo no las vas a querer? Anímate a prepararlas y disfruta de un buen plato de cuchara.

Lentejas con chorizo

Raciones: 4

Ingredientes

  • 400 gr de lentejas pardinas
  • 1,2 l de agua
  • 1 chorizo
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate
  • 1 pimiento seco
  • 2 hojas de laurel
  • 3 dientes de ajo
  • Media cebolla
  • Aceite
  • Sal

Pasos

1

Enjuaga bien las lentejas en un escurridor. Corta un par de trozos de chorizo por persona y la zanahoria en rodajas.

2

Lava el tomate y pártelo por la mitad. Quítale las semillas al pimiento seco. Pela los dientes de ajo y hazles un cortecito a cada uno.

3

En una olla amplia, pon unas tres cucharadas de aceite y cuando esté caliente, echas el chorizo, la zanahoria, el pimiento, el tomate, los ajos, la cebolla y el laurel. Marea un par de minutos.

4

Vierte las lentejas en la olla, dale una vuelta con una cuchara de madera y añade enseguida el agua. Echa también un poco de sal. Una vez que arranque a hervir, deja cocer las lentejas a fuego medio unos 30 minutos.

5

A la media hora de cocción, comprueba si están ya blanditas. Si no es el caso, ve probando cada 5 minutos. Rectifica al final de sal si fuera necesario.

6

Cuando estén blanditas, saca de la olla el tomate, el pimiento seco, el laurel, los ajos y la cebolla. Machaca con un tenedor un poco de pulpa del tomate, carne del pimiento, un poquito de cebolla y un poco de ajo. Vierte esa mezcla en la olla, remueve y deja al fuego un par de minutos. Le dará un toque de sabor extra.

Sugerencias y comentarios

Si quieres, puedes añadir un puñadito de arroz o unas patatas troceadas. En ese caso, cuando las lentejas estén casi hechas, añade un poco más de agua y el arroz o las patatas. Terminarán de hacerse a la vez.

Si al final ves que se te queda un poco seco, añade agua. Por el contrario, si están demasiado líquidas para tu gusto, súbele el fuego y deja que se evapore un poco el líquido. Aquí cada uno como prefiera.

Yo siempre las preparo con chorizo dulce, pero si tú prefieres el picante, pónselo sin miedo. ¡Como más te guste, cocinicas!

Es un plato perfecto para congelar. Si preparas para que sobre, cuando te venga un día con mil tareas y mucho trabajo, tienes una comida estupenda sin ningún esfuerzo. Eso sí, si le pones patatas, quítaselas antes de meterlas en el congelador.

Seguro que te quedan estupendas, cocinicas. Ya sabes que puedes pasarte por la página de Facebook y por Instagram de Fresas y Aceite para comentar lo que quieras y enterarte de todo lo que se cocina por aquí.

¡Hasta pronto, cocinicas!

Sin comentarios

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad