Arroz y pasta

Lasaña de carne y verduras

Como cada día 15, llega ¡Oído cocina! con una de las peticiones de los cocinicas. Y este mes toca preparar ni más ni menos que uno de los platos más populares de la cocina italiana, aunque es famoso en todo el mundo. Prepárate para disfrutar de lo lindo con esta riquísima lasaña de carne y verduras. No te exagero si te digo que es de mis platos favoritos y estoy segura de que también se convertirá en uno de los tuyos, si te conoceré. Y por supuesto, ni que decir tiene que una buena lasaña hecha en casa siempre es una opción maravillosa, no solamente puedes disfrutarla en restaurantes o en platos precocinados (¡Atrás, atrás!). ¿Qué tienes invitados en casa? Pues se quedarán a cuadros con tus dotes de cocinicas. ¿Qué no? Pues para darte un buen homenaje, por supuesto. Eso sí, como me entere de que utilizas bechamel de cartón, te corto las manos. ¡Ni se te ocurra! Sigue la receta de la bechamel de todo buen cocinicas y le darás mil vueltas a cualquiera preparada. Es mucho más sencillo de lo que parece, así que prepara todo lo necesario y listo para marcarte una lasaña espectacular. ¡Tú puedes, cocinicas!

Esta receta es especial para Jalila, que quería que preparáramos una buena lasaña en ¡Oído cocina! ¿Qué tú también quieres pedir una receta? ¡Pues adelante, te estoy esperando, cocinicas! Mediante las redes sociales, los comentarios en la web o el correo electrónico, puedes pedir con total libertad ese plato que tanto te gusta y, el día 15 de cada mes, toca cocinar uno de los platos pedidos. Este mes toca una lasaña tremendísima que seguro que desaparece en un visto y no visto de lo deliciosa que está. ¡Así que manos a la obra, cocinicas!

Lasaña de carne y verduras

Raciones: 4

Ingredientes

  • ¼ cebolla
  • 2 calabacines pequeños o uno grande
  • 350 gr de champiñones
  • 500 gr carne picada mitad cerdo y ternera
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 14 placas de lasaña
  • Bechamel
  • Mozzarella rallada
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Orégano

Pasos

1

Corta la cebolla en cuadradritos pequeños. Pela el calabacín y córtalo también en cuadraditos. Echa en una sartén amplia un chorro de aceite y pon a pochar a fuego medio la cebolla y el calabacín con un poco de sal.

2

Pela los champiñones y córtalos en rodajas. Cuando la verdura de la sartén esté blandita, añade los champiñones, un poco de sal, y que se cocine todo junto.

3

Mientras tanto, vierte agua caliente en una bandeja con fondo y sumerge las placas de lasaña para que se hidraten. Muévelas un poco para que no se peguen entre sí cada 4-5 minutos.

4

Una vez que la verdura esté bien pochada, añade la carne picada, sal, pimienta y remueve bien. Deja que se cocine a fuego medio-alto.

5

Cuando se haya evaporado el agua de la carne y esté todo bien cocinado, añade el tomate frito, una pizca de sal y un poco de orégano. Mezcla bien todo y déjalo reposar.

6

Prepara la bechamel para cuatro personas siguiendo la receta que indico anteriormente.

7

Saca las placas de lasaña del agua y pasa al montaje. Echa un poco de bechamel en una fuente para horno y extiéndela por el fondo para que no se pegue la lasaña. A continuación, ve montando en el siguiente orden: 4 placas de lasaña, relleno de carne y verduras, un poco bechamel, 4 placas de lasaña, relleno de carne y verduras, un poco de bechamel, 4 placas de lasaña y la cubres con el resto de la bechamel y la mozzarella rallada.

8

Pon el horno en modo grill a 200º y mete la lasaña unos 5-10 minutos, hasta que la parte superior esté bien gratinada.

Sugerencias y comentarios

Si haces las cuentas, cocinicas, verás que la lasaña solo tiene 12 placas de pasta, no 14. ¿Y por qué te dije que hidrataras 14? Pues porque luego se te puede pegar alguna, o se te rompen y ya la lías. Mejor que sobre a que falte, nunca se sabe.

Yo pelo los champiñones para evitar que cojan agua al lavarlos, pero si tú prefieres lavarlos, adelante. Eso sí, sécalos muy bien, que si no luego empiezan a soltar agua y es un no parar.

Puedes variar el relleno de las verduras a tu gusto, adaptando a lo que tengas por casa. También puedes elegir qué tipo de carne picada quieres, que para eso eres tú el que se va a zampar la lasaña. Adapta siempre las cosas a tu gusto, cocinicas.

Además de estar riquísima, la lasaña tiene la gran ventaja de que congela perfectamente, así que no dudes en preparar de sobra y así, un día de esos que estás hasta arriba, la sacas del congelador y comes de lujo. ¡Son todo ventajas!

Si tienes antojo de algo concreto, ya sabes que puedes pedirlo con total libertad en ¡Oído cocina! Todas las sugerencias son bienvenidas, cocinicas, así que no te quedes con las ganas. Y como siempre, puedes visitar el Instagram y el Facebook de Fresas y Aceite para comentar lo que te apetezca.

¡Hasta pronto, cocinicas!

Sin comentarios

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad