Verdura y ensaladas

Habichuelas verdes con jamón

Desde que tengo memoria, las habichuelas verdes siempre han sido un clásico en mi casa. De todas las formas, colores y opciones posibles. En ensalada, tortilla, rebozadas, con huevo… Por eso, cuando vi que el reto Tus Recetas de este mes era incluir el jamón serrano en algún plato, lo tuve claro al momento. ¡Unas habichuelas verdes con jamón! Porque me recuerda mucho a casa, es muy sano, muy sencillo y quedan riquísimas. Bueno, bonito y barato, cocinicas. ¿Qué más se puede pedir? Además, se queda una salsita muy buena para ir mojando pan. Que el pan se moja acabando con un buen giro de muñeca, eso es así y punto. Una receta muy fácil, lo picas todo y a la olla que se cueza. ¡No tienes excusa, cocinicas! Perfecto como plato único o como acompañamiento de carne, pescado… Verás como también se convierten en un clásico en tu casa.

Habichuelas verdes con jamón

Ingredientes

  • 400 gr de habichuelas verdes redondas
  • 80 gr de jamón en taquitos
  • 2 tomates
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • Aceite
  • Sal

Pasos

1

Quita las puntas a las habichuelas, pártelas por la mitad a lo largo y luego en trocitos pequeños. Échalas en una olla.

2

Pela los tomates y pícalos en trocitos muy pequeños. Pica también finalmente los dientes de ajo y un puñado de hojas de perejil. Añádelo todo a la olla junto con el jamón, un chorro de aceite y un poco de sal.

3

Mezcla todo con una cuchara de madera, añade un vaso de agua y pon la olla a fuego medio.

4

Cuando el líquido comience a hervir, baja un poco el fuego y deja cocer con la olla tapada hasta que las habichuelas estén blanditas, unos 25-30 minutos removiendo de vez en cuando.

Sugerencias y comentarios

Ten cuidado con pasarte echando sal, cocinicas. Ten en cuenta que el jamón ya aporta sal y no queremos que luego esté salado de más. Que nos ponemos a beber agua como si no hubiera un mañana y acaba mal la cosa…

A mí me gusta hacer este plato con habichuelas verdes redondas y partirlas por la mitad, ya que queda más jugoso. Pero si quieres habichuelas planas, pues planas. Y si no quieres cortarlas por la mitad, pues no las partes. ¡Eres un cocinicas libre!

Si ves que te está quedando demasiado seco durante la cocción, añade un poco más de agua.

En caso de que te sobre, no hay ningún problema. Este plato está también muy rico frío o incluso de un día para otro. Si es que todo son facilidades. El que no come bien es porque no quiere.

¿Ves como era muy sencillo? ¿Cuándo te he mentido yo, cocinicas? Como siempre, tienes las puertas abiertas del Facebook y del Instagram de Fresas y Aceite para comentar lo que quieras y enterarte de todo lo que se cocina por aquí.

¡Hasta pronto, cocinicas!

14 Comentarios

  • Responder
    ELVIRA PORCEL LÓPEZ
    30 octubre 2020, 11:45

    Este es un plato obligado en casa, necesario para después de comilonas, navidades… y es que sienta genial además de depurar.
    Felicidades por el reto.
    Besos.

    • Responder
      Ana
      30 octubre 2020, 12:30

      Cae de maravilla, sano y muy rico. En casa es todo un clásico. ¡Muchas gracias! Tenía muchas ganas de participar en este reto, lo conozco hace unos años y siempre dais ideas originales y muy buenas para los ingredientes.
      ¡Un beso! 🙂

  • Responder
    Estela
    30 octubre 2020, 17:07

    Yo estas me las como una vez a la semana, están riquísimas y es un plato saludable. Yo no les ponía tomate, asi que hoy que compre habichuelas verdes, las hare como tu. Felicidades por tu aportación al reto. Un abrazo.

    • Responder
      Ana
      31 octubre 2020, 10:37

      Pues seguro que te salen riquísimas, ya me contarás qué te ha parecido 🙂 Todo un placer poder participar en el reto. ¡Un beso! 🙂

  • Responder
    blanca
    30 octubre 2020, 23:49

    Una receta muy sana y sabrosa . Un beso y hasta el próximo reto

    • Responder
      Ana
      31 octubre 2020, 10:36

      ¡Muchas gracias, bonita! Un beso 🙂

  • Responder
    Nuria
    1 noviembre 2020, 07:47

    Sanisimo!!! Nosotros las hacemos sin tomate pero la próxima vez serán como las tuyas. Besos

    • Responder
      Ana
      2 noviembre 2020, 10:38

      Ya me contarás que tal te salen, seguro que riquísimas 🙂 ¡Un beso!

  • Responder
    Raksha
    2 noviembre 2020, 10:04

    Las verduras salteadas con jamón no fallan nunca. Deliciosas. Besos

    • Responder
      Ana
      2 noviembre 2020, 10:38

      Para comer rico a veces basta con lo más sencillo 🙂 ¡Muchas gracias! Un beso.

  • Responder
    Juana
    5 noviembre 2020, 09:07

    Esta receta le encantaba a mi padre, aquí le decimos judías verdes y que plato más bueno.
    Mira me has recordado tiempos lejanos, tus judías con jamón me gustan mucho, las haré.
    Besos

    • Responder
      Ana
      5 noviembre 2020, 10:46

      ¡Muchas gracias, bonita! A mí también me traen muchos recuerdos de casa. Aunque sencillo, es muy especial. Me alegro de que te hayan traído recuerdos bonitos 🙂
      ¡Un beso!

  • Responder
    Ana
    25 enero 2021, 22:18

    Esta misma receta me vale para hacer guisantes con jamón? Gracias

    • Responder
      Ana
      26 enero 2021, 10:48

      ¡Hola! Pues los guisantes se hacen antes y sueltan menos agua, así que habría que adaptar cantidades y tiempos de cocción. En ese caso, te recomendaría hacer el sofrito con las verduras que quieras, añadir los guisantes y, por último, el jamón, que se hace en un momento.
      De todas maneras, tengo pendiente publicar la receta de guisantes con jamón en la web, un clásico que no puede faltar.
      Un abrazo 🙂

    Deja un comentario

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
    Privacidad