Carne

Filetes empanados

Yo no sé por tu zona, cocinicas, pero por aquí ya empieza a hacer bastante calor, de ese que pide a gritos un buen baño refrescante en la playa o en la piscina. Por eso mismo, hoy te traigo una receta muy sencilla, todo un clásico y un básico de la cocina, que no puede faltar en ninguna comida playera que se precie. Dentro de esa nevera azul que todos llevamos a la playa (porque tiene que ser azul) no pueden faltarte unos ricos filetes empanados. Ni que decir tiene que es muy sencillo, hasta para cocinicas con poca experiencia, pero eso no quita para que estén tremendos. ¡Son recetas básicas que hay que dominar! Porque sí, mejor o peor, todo el mundo te los hace, pero tienen que quedar jugosos, bien hechos, sin exceso de aceite… ¡Ahí es donde demuestras tus dotes de cocinicas! Así que si tanto si te toca día playero como si te apetece tomarlos en casa con una bebida bien fría, lánzate a por ellos, porque seguro que gustarán a todos.

Filetes empanados

Raciones: 4

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo cortada en filetes finos
  • 2 huevos
  • 1 chorro de leche
  • Sal
  • Pan rallado con ajo y perejil
  • Aceite de oliva

Pasos

1

La noche anterior, bate en un bol amplio dos huevos. Añade un chorro de leche, un poco de sal y mezcla bien. Introduce los filetes para que se empapen, tapa el bol con papel film y guárdalo en la nevera.

2

A la hora de cocinar, pon el pan rallado en un plato hondo y saca el bol con los filetes de la nevera. Vierte aceite de oliva generoso en la sartén, que cubra todo el fondo y suba un poco, y ponlo a calentar.

3

Mientras se calienta el aceite, ve pasando los filetes por el pan rallado, que queden bien cubiertos.

4

Una vez el aceite caliente, baja un poco el fuego y fríe los filetes un par de minutos por cada lado, en tandas de 2 o 3 filetes. Cuando los saques de la sartén, colócalos en una fuerte con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Sugerencias y comentarios

Es importante que los filetes sean finos, para que se hagan rápido en la sartén, no te quede la carne curda y tampoco tengas una barbaridad de aceite en la carne. Así que o cortas la pechuga bien fina, cocinicas, o pides en la carnicería que te lo hagan, que son muy apañados y en un momentito lo tienes. A ver si luego tan van a faltar dedos por la falta de manejo con el cuchillo…

A mí me gusta utilizar pan rallado ya con ajo y perejil, porque le da un toque de sabor extra que le va estupendamente. Pero si tú no eres muy fan y prefieres utilizar pan rallado normal, puedes hacerlo sin ningún problema.

También queda muy rico con filetes de lomo finitos, te lo recomiendo. Si dudas entre pechuga o lomo, pues te haces de los dos. ¡Solución fácil! Eso sí, haz de sobra, porque de un día para otro o ya fríos son un auténtico manjar, cocinicas.

Todo un clásico de la cocina, que nunca pasa de moda y el mejor complemento para un buen día de playa. ¡A disfrutarlos! Como siempre, tienes las puertas abiertas del Instagram y el Facebook de Fresas y Aceite para enterarte de todo lo que se cuece por aquí. Y recuerda que puedes pedir la receta que más te apetezca para la sección ¡Oído cocina!

¡Hasta pronto, cocinicas!

Sin comentarios

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad