Verdura y ensaladas

Ensalada de lentejas, tomate y queso feta

Imagínate la escena, cocinicas. Llegas a casa a mediodía, con 40 grados a la sombra, la ropa pegada al cuerpo por el calor, te sientas a la mesa y… tienes un plato de lentejas bien calentito ahí esperándote. Pues como que no apetece mucho, ¿verdad? Que los guisos son muy ricos y sanos, por supuesto, pero en la época veraniega, como que no. Por eso, hoy te traigo una receta deliciosa, fácil, sana y fresquita para comer legumbres durante los meses más calurosos. Esta ensalada de lentejas, tomate y queso feta es muy sencilla de hacer, está llena de sabor y es perfecta para tomar en casa, llevártela a la playa o a donde más te apetezca. ¡Lo tiene todo! Así que ya estás tardando en ponerte manos a la obra y preparar esta riquísima ensalada, cocinicas. ¡Ya verás como la preparas varias veces durante el verano!

Ensalada de lentejas, tomate y queso feta

Raciones: 4

Ingredientes

  • 200 gr de lentejas pardinas
  • 130 gr de tomate
  • 70 gr de queso feta
  • 30 gr de cebolla
  • 3 cucharadas soperas de aceite
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta

Pasos

1

Vierte las lentejas en un escurridor y lávalas con agua fría durante unos segundos.

2

Echa agua caliente en una olla y pon las lentejas a cocer con un poco de sal. Cuécelas durante 30 minutos aproximadamente desde que arranque el agua a hervir, que queden tiernas.

3

Una vez las lentejas cocidas, escurres el agua, le das un chorretón de agua fría para cortar la cocción y las extiendes en una bandeja para que se enfríen.

4

Lava el tomate y córtalo en cuadraditos lo más pequeños posible. Vierte el tomate en un bol amplio. Pica la cebolla también pequeñita y la añades al bol.

5

Desmenuza con las manos el queso feta y lo añades al bol. Incorpora también las lentejas.

6

Mezcla el aceite, el zumo de limón, sal y pimienta en un cuenco y mézclalo con una cuchara para formar la vinagreta. Una vez que esté todo integrado, viértela en el bol de las lentejas y remueve todo bien para que se mezclen los sabores.

7

Mete la ensalada en la nevera y que repose en frío hasta el momento de comer, al menos un par de horas.

Sugerencias y comentarios

Si ves que tienes el día vagancio, puedes utilizar lentejas de bote ya cocidas y te ahorras tiempo, cocinicas. Personalmente, prefiero usar las legumbres secas y cocerlas en casa, pero cada uno como más le guste.

La ensalada así está riquísima, por supuesto, pero puedes añadir o quitar los ingredientes que te apetezca, las ensaladas son un mundo libre. Adáptala a lo que tengas por la nevera y seguro que te salen combinaciones deliciosas.

Es un plato perfecto para preparar con antelación, de un día para otro y que se conserva perfectamente en el frigorífico. Lo mejor es preparar para que sobre y así tienes la comida resuelta para otro día. ¡Hay que estar en todo, cocinicas!

Una ensalada fresquita y deliciosa perfecta para los días más calurosos. ¡Cae de maravilla! Ya sabes que puedes pedir la receta que más te apetezca para la sección ¡Oído cocina! Y además, tienes las puertas abiertas del Instagram y del Facebook de Fresas y Aceite para comentar lo que quieras.

¡Hasta pronto, cocinicas!

Sin comentarios

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad