Bizcochos y galletas

Bundt cake de chocolate y almendra

Hoy, día 15 de noviembre, es el Día Internacional del Bundt Cake. Sí, estos bizcochos de forma tan bonita también tienen su día. Y como últimamente andamos escasitos de celebraciones, te traigo este delicioso bundt cake de chocolate y almendra para que te unas a la fiesta, cocinicas. ¡Siempre hay motivos por los que celebrar algo! Tú dime qué bebida te apetece para acompañarlo y yo te pongo un trozo de esta ricura. No nos vamos a engañar, es una receta bomba, las cosas como son. ¿Pero acaso no te mereces un capricho de vez en cuando? Perfecto para compartirlo con los tuyos y pasar un buen rato con la familia o los amigos. Tiene una miga densa, jugosa y un intenso sabor a chocolate que le encantará a los más golosos. ¡Regálate un desayuno de lujo o una merienda estupenda!

Bundt cake de chocolate y almendra

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 1 yogur natural
  • 200 gr de mantequilla
  • 300 gr de azúcar
  • 280 gr de harina
  • 125 gr de almendra molida
  • 115 gr de cacao en polvo
  • 16 gr de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 125 ml de leche
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 100 gr de pepitas de chocolate

Pasos

1

Engrasa bien el molde que vayas a utilizar y precalienta el horno a 185º.

2

Mezcla en un bol la harina, la almendra, el cacao, la levadura y la sal. Echa en un cuenco el yogur y la leche y mezcla hasta que se integren bien. Reserva todo para después.

3

Bate bien en un bol amplio la mantequilla con el azúcar hasta que formen una crema. Añade a esa crema los huevos uno a uno, integrando bien uno antes de añadir el siguiente. Agrega la vainilla líquida y vuelve a batir.

4

Integra en el bol de los huevos la mezcla de cacao y la de leche alternando una con otra. Empieza y termina con la de cacao. Utiliza las varillas de mano para que todo quede homogéneo.

5

Añade las pepitas de chocolate a la masa y mezcla un poco para que se repartan. Vierte la masa en el molde y dale un par de golpes para que se vayan las burbujas de aire.

6

Mételo en el horno unos 45-50 minutos. Antes de sacarlo, comprueba que esté hecho pinchándolo con un cuchillo. Tiene que salir completamente seco. Cuando saques el bizcocho del horno, déjalo reposar en el molde unos 10 minutos y desmóldalo sobre una rejilla.

Sugerencias y comentarios

Te aviso, cocinicas, de que es una masa muy densa y vas a tener que darle bien al brazo para mezclarlo todo. A la hora de echarlo en el molde, te recomiendo hacerlo repartiendo cucharadas de masa, es la forma más sencilla.

Yo he mezclado la mantequilla con el azúcar con unas varillas eléctricas, muy cómodo y más rápido. Si las tienes, mejor que mejor. Si no, también puedes utilizar una de mano sin problema. ¡Una buena manera de llevar el gimnasio a casa!

No hará falta que te diga que mucho ojito con el horno, que cada uno es un mundo. Puedes usar el molde que te apetezca, pero ten en cuenta el tamaño y el tiempo para que no se queme ni se quede crudo. Ya sabes que el truco del cuchillo es infalible. Y si está hecho por fuera, pero crudo por dentro, ponle papel de aluminio encima para que no se queme el exterior y se siga haciendo el interior.

Como la mayoría de los bizcochos, está mucho más rico de un día para otro. También se conserva durante varios días, así que no tienes que meterte un atracón. Nada de empacharse para acabarlo, cocinicas.

Ya solo te queda disfrutar de este riquísimo bizcocho. ¡Un capricho delicioso! Como siempre, tienes las puertas abiertas del Instagram y del Facebook de Fresas y Aceite para comentar lo que quieras. Además, puedes pedir la receta que más te apetezca para la sección ¡Oído cocina! No dudes en hacerlo, espero tu petición con mucha ilusión.

¡Hasta pronto, cocinicas!

Sin comentarios

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad