Salsas

Bechamel

Esta es una salsa que antes de prepararla siempre me daba mucho miedo e imagino que no seré la única. Tiene una fama muy mala: que si complicada, que si salen grumos, que si nunca me sale… ¡Todo mentira! Esta os aseguro que sí que os saldrá, palabra. Créeme, cocinicas, si la he hecho yo, puede hacerlo cualquiera. Y luego ya pues la usas para lo que más te apetezca: pasta, verdura, lasaña, canelones… ¡Que no me entere yo que vuelves a comprar la de cartón, que voy y te tiro de las orejas!

Bechamel

Raciones: 4

Ingredientes

  • 33 gr de mantequilla
  • 33 gr de harina de trigo
  • 460 ml de leche
  • Sal
  • Nuez moscada

Pasos

1

Pon una sartén a fuego medio y añade la mantequilla. En cuanto se funda, echas la harina y remueves con una cuchara de madera un par de minutos.

2

Cuando esté bien integrado, cambia la cuchara por unas varillas y añade la leche poco a poco sin dejar de remover. Añade la leche en 3-4 veces, siempre esperando que se absorba todo para echar la siguiente tanda.

3

Una vez esté todo bien ligado, adereza con sal y nuez moscada. Ve probando hasta que quede a tu gusto. Deja cocinar un par de minutos y listo.

Sugerencias y comentarios

La clave para que la bechamel salga: remueve, remueve y remueve. Constantemente. Y cuando te canses, sigue removiendo. Hasta que no quede la salsa en condiciones a remover como un reloj. ¡Vamos, a hacer brazo!

Si antes de hacer la bechamel, calentamos unos segundos la leche al microondas, será mucho más sencillo. Así no habrá contraste de temperatura y ligará mejor.

Que aun así hoy no tienes el día por el motivo que sea y te quedan grumos (no debería, pero todo puede pasar), no hay problema: echas todo a la batidora y lo bates hasta que sea homogéneo. Luego un par de minutos a la sartén y como si nada.

Como siempre, cuestión de gustos. Que te apetece más espesa, pues le echas menos proporción de leche. Que te apetece más clarita, pues le echas más. No tiene más misterio. Además, puedes usar leche entera, semidesnatada o desnatada. A priori, es más conveniente la entera, pero te aseguro que con las demás también sale igual de rica.

No dudes en comentarme qué tal te ha salido. Y como siempre, la página de Facebook y en el Instagram de Fresas y Aceite están a tu disposición.

¡Hasta pronto, cocinicas!

Sin comentarios

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad